domingo, 28 de febrero de 2010

Me acordaba de David Lynch

y Dennis Hopper y me vino la canción...

lunes, 22 de febrero de 2010

¿La diferencia de edad importa? (parte II)

La situación se puso tensa para Milagros. Siente que está en una encrucijada, y le cuesta ver con claridad. Se debate entre fugaces fantasías de pasión, y un amor más sereno, de esos que añoran las personas que han estado un largo tiempo solas. No sabe si quiere una pareja, un compañero, o aprovechar esta última y volátil oportunidad de vivir una historia de amor apasionado y loco. Loco por lo audaz, porque debería juagarse contra sus propios prejuicios.
No se trata -según ella- de la diferencia de edad, ni de las formas, tampoco del estilo de vida que lleva cada uno. Es tal vez creerse mayor en experiencia, en cosas vividas, y eso la pone a años luz de su inocente y cándido pretendiente.
Pero es sólo su sensación. Uno desde afuera la ve tan fresca, espontánea y joven, que no pareciera que haya cargado con más de una cruz en su vida. Es más, hasta parece enamorada y eso le da un aspecto "apendejado". Pero ella se niega a reconocerlo.
Todos sabemos de su reciente relación, con alguien que parece encajar justo en lo que durante años buscaba. El hombre imperfecto, que al fin se rinde a sus pies, que la venera, que muere de amor por ella. Hacía tiempo que no recibía tantas atenciones, de alguien que desde un principio fue directo al punto, seguro de conquistarla, de cuidarla, de hacerla sentir importante, única y especial. Pero a pesar de lo bien que se llevan cuando no conversan, Milagros siente que en un par de meses ya no tendrán de qué hablar.
Por esta razón quizás, Milagros no deja de pensar en el joven que le robó los besos más dulces, que la acorraló contra la columna, que supo hacerse valer a pesar de su corta edad, y que la encandiló a fuerza de mails que eran pura literatura.
Todo este tiempo, mientras se daba la oportunidad de salir con el señor imperfecto, fueron y vinieron los mails con Shaggy, conocieron un poco del otro, de las cosas que fueron viviendo. Costaba creer que Milagros siguiera en ese tren paralelo a la ruta. Su nueva relación, avanzaba a la velocidad que el tenaz imperfecto, le imponía a Milagros, (o sea bastante rápido) y ella iba como flotando en el tren de la poesía, de la música, de las palabras que la llevaban por el carril del enamoramiento tardío, pausado, sin pretensiones del joven inquietante.
Cuestión que sintió que debía cortarla de una vez, es decir definirse. Y forzó un encuentro con el joven, sólo para sacarse la duda de si lo que sentía fue producto de una noche de muchos tragos y mails floreados, o si había algo más para jugarse.
Dice que lo vio llegar y le pareció un adolescente, más aún cuando volvió a escuchar su voz. En la conversación sintió su nerviosismo, su postura, todo indicaba que estaba frente a un joven bastante inseguro. Ahí creyó Milagros despejar toda duda, pero siguieron intercambiando pareceres por mails. Cosa que con el otro nunca hace, de hecho no tiene de qué hablar.
Y así está Milagros, re hincha pelotas.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Mi nombre es un número

Este caso me llegó hace un rato. Lo llamativo es que firma con un número en vez de un nombre.


Siempre me sentí un poco mal con respecto a los hombres. Soy tímida e introvertida, No digo que fea, pero no me considero la más linda de todas. Me casé hace unos años con un tipo bueno, trabajador, al que quiero de verdad y con quien tuve dos hijos. El es bastante aburrido, no gusta de salir, prefiere quedarse en casa. Las pocas veces que salimos es a cenas de trabajo, muy de vez en cuando con amigos y nunca solos. mis dos hijos son hermosos. Tenemos un nene con Síndrome de Down que tiene 8 años. Criarlo es muy desgastante, pero mi familia ayuda y mucho. Y otro de tres. A mi marido le afectó mucho el nacimiento de mi hijo mayor. No puede superarlo, es como que siempre le falta algo. Ni siquiera lo superó con tratamiento sicológico, ni cuando nació nuestro segundo hijo. Se refugia en el trabajo. Realmente trabaja mucho.
Los dos estamos todo el día fuera de casa y nos encontramos a la noche. Nuestra vida es de lo más rutinaria.
Ocurre que cuando me siento llegar al borde, aparece el muchacho del kiosco de la esquina de mi trabajo. Un tipo que siempre me saludó amablemente, pero desde hace unos días me tira onda. No se zarpó, pero me parece que le falta poco. Realmente me gusta y creo que si me lo propusiera sucumbiríamos. Pero no sé si quiero engañar a mi marido ni perder lo que tengo. Por eso les escribo. Gracias. 17.

lunes, 15 de febrero de 2010

Mother Madonna

La reina del pop, divorciada dos veces, integrará el panel que ayudará a resolver disputas domésticas.

La cantante encontró una nueva profesión.

La cantante y actriz estadounidense Madonna se convertirá en "árbitro de matrimonio" en un nuevo ciclo de reality show de Estados Unidos.La considerada "reina del pop", divorciada dos veces, formará parte de un panel de celebridades que ayudará a juzgar y resolver disputas domésticas.

Madonna deberá decidir qué miembro de la pareja es el ganador o ganadora de la pelea, que será filmada en la propia casa de los concursantes.
La cantante, que se divorció del director británico Guy Ritchie en 2008 y del actor Sean Penn en 1989, será "árbitro de matrimonio" en el programa televisivo "The Marriage Ref", junto al cómico inglés Ricky Gervais, el comediante Jerry Seinfeld, y los actores Eva Longoria y Alec Baldwin.

Uno de los programas incluye a un marido que hace enfurecer a su esposa al acercar su motocicleta en el living de la casa, y otra pareja que discute de si embalsamar o no a su perro muerto.

www.rosario3.com

domingo, 14 de febrero de 2010

ENAMORADOS

Para los que les gustan los links a buenas notas, y para los que no también.
Esta me gustó, mucho.

Contratapa de Crítica del día de los enamorados

http://200.82.82.211/index.php?secc=nota&nid=37626


jueves, 11 de febrero de 2010

Violencia (una historia sin nombre)

Buenas tardes. Leí ayer la historia de los amigos de Bea y sentí todo lo que me está pasando. No trabajo con mi marido ni nunca trabaje con él, la similitud está en la violencia de la relación.
Hace muchos años que estamos casados, nos casamos de muy jovencitos porque lo que sentíamos era demasiado fuerte como para esperar a terminar de estudiar y cumplir previamente con ese rollo que los adultos siempre pretenden para sus hijos, nos casamos con nuestras familias en contra aunque hoy lo aceptan.
Lo que sentimos sigue siendo demasiado fuerte. Nuestra relación jamás fue fácil, fue mas bien difícil. Nunca nos llevamos bien. Pero con solo mirarnos a los ojos sabíamos que estábamos frente a la persona adecuada. El problema es que hay cosas que nunca cambiaron. Una de ellas es que siento que el no pudo madurar sigue actuando como cuando tenia 20 años que salía con sus amigotes y volvía totalmente borracho y fumado. No soy una mujer anticuada considero bien emborracharse o fumar de vez en vez pero esto ya es así todos los fines de semana y me preocupa que no haya crecido lo suficiente. Otra de ellas es que antes nos maltratábamos mucho mutuamente pero con los años yo me fui pacificando y entendí lo terrible que es humillar al otro y el no, me sigue tratando muy mal en privado y en publico si bien después se arrepiente y yo lo perdono, de nuevo esas luces de amor en la mirada.
Se muy bien que lo amo y quiero estar con el, pero en esos momentos tiraría todo a la mierda. Me pongo a pensar y se que aun soy muy joven (35) y atractiva se que no estaría sola. Tengo un gran nudo adentro mío y no se como desatarlo. Quiero estar con el, pero el no cambia. Favor no me sugieran terapia de pareja, gracias.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Las uñas y los dientes

Lamento profundamente que ayer las cosas derivaran hacia donde lo hicieron.
Y no quise ponerlo como comentario.
Ya que Marcela decide que el Blog cierra hoy, me pareció oportuno postearlo.
Mery Shine y Gataflora han sido desde aquel no-blog que nos cerraron, dos de las tres personas con las que mejor comulgué (no necesito aclarar quién es la tercera).
Siempre, por las cosas que escribieron, y la forma en que lo hacían, me parecieron las más inteligentes.
Inclusive ayer -hasta cierto punto- me daba la impresión que estábamos frente a un debate inteligente entre dos minas que no coincidían por esos lados.
Hasta que por la tarde la cosa se puso baja, el tono de la agresión perdió ese humor necesario para que mi atención sea captada y fue así como me retiré de los comments hasta hoy que vuelvo y veo el desenlace que esto está teniendo.
Chicas: Si como dice Mery Shine, ustedes tienen cada una el correo de la otra, ¿por qué no se mandaron un mail y sacaban la disputa del Blog? Me ha pasado, en mi mal momento, que recibí aliento y apoyo de algunos a mi mail evitando la exposición, lo cual oportunamente agradecí.
Podría terminar diciendo que por favor no cierres el Blog Marcela, que no quiero perder a mis amigos virtuales, que esto pasó a ser un pedacito de mi día y quizás algunas cursilerías más por el estilo.
Prefiero decir que las hacía más inteligentes.

NUEVO CASO

Este caso llegó al correo del blog. Me lo mandó Mary Shane, para que lo publique.



Hola, los leo desde el Correo Sentimental. A veces los leo aca y como estoy en aprietos por un amigo les cuento a ver si son mas objetivos que yo ya que conozco a los dos protagonistas de la historia:
Elena y Edu trabajan en la misma empresa. Ambos tienen 34 años. A él lo conozco mas que a ella dado que yo me desempeñaba como jefe de personal y decidí el ingreso de ambos con cinco años de diferencia. Él es un hombre muy perseverante, perfil bajo pero sumamente inteligente y trabajador, discreto, cero dramas con los compañeros y muy buena gente. Ella es muy mona, simpática, no tenía experiencia laboral para el cargo pero era muy aguerrida y confié en su buena disposición y ganas de salir adelante Pocos meses después de su ingreso me fui a otra empresa y a él lo ascendieron. Poco después me enteré por otros compañeros de que habían iniciado una relación. De esto hace cuatro años y pico.
Según me han contado a ella se le subieron los humos cuando se hizo novia del “jefe”. Pero a veces ventila los problemas que tienen y trata de poner de su lado a los compañeros como para demostrarle que ella tiene razón o se pone en víctima y se la pasa llorando por todos lados. Hace dos meses asistí a la despedida de fin de año y fue bastante bochornoso porque lo ridiculizó delante de todos en varias oportunidades. Él se mantuvo callado hasta que se fueron. Me llama la atención que la otra novia que le conocí era similar. Él me parece que es de esos hombres que funcionan de salvador de doncellas. Esa otra novia que parecía tan frágil finalmente lo dejó por otro con el que estaba de amante desde hacía tiempo. Aunque lo veo con frecuencia no habla nunca de su vida privada, pero hace unos días me lo encontré en la calle y se puso a conversar, estaba mal. Dice que no sabe si aún la ama o si es costumbre o obligación, que siente que no puede mas, que se desgastó la relación, o que teme que ella se enferme porque es algo que a menudo le sucede cuando discuten. Que siempre busca la manera de convencerlo de que sin él no puede vivir y él intenta una y otra vez “salvar” la pareja. Dijo que se sentía manipulado y de inmediato lo negó, que no era tan así. Que a veces piensa en conseguirse otro trabajo a ver si evitando la dependencia laboral se llevan mejor, que se lo ha dicho a ella y ella le dice que es una locura porqe ese trabajo es seguro y gana bien y que tiene que pensar en el bienestar de los dos.
No supe que decirle así que le dije que se me hacía tarde y quedé en llamarlo estos días para charlar tranquilos. Todavía no se que decirle porque lo conozco mas a él y por los cuentos de los demás estoy como predispuesta contra ella. Les agradezco si pueden aportar algo que me ayude para ayudarlo.
Sdos.
Bea
El blog cierra sus puertas hoy.


martes, 9 de febrero de 2010

Zapping

Ron vive en Boston, pero hace dos años vivía en California. Se vino por Jo anne. La conoció en un Blog, ella escribía historias y a él le gusta filmar historias, y las historias que ella escribía le gustaron o al menos una le gustó tanto que le mandó un mail. Y ella le respondió. Y a él le pareció muy graciosa, cosa rara en una mujer, debe ser nerd y fea pensó. La verdad que ella pensó algo muy parecido. Y los mails fueron y vienieron unas cuantas semanas hasta que ella se animó a buscarlo en facebook. Él tardó un par de días en confirmarla como "amiga", es un paso importante hoy día y según dicen no es bien visto agregar gente que no se conoce en persona; Se vieron en fotos. De la imaginación pasaron a verse en las fotos de las últimas dos vaciones, del día de acción de gracias y de la boda del hermano mayor de él. Los dos son lindos. Él tiene esa cosa de rubio surfer de california, carilindo, sin tanta cara de boludo pero tampoco el lomo torneado de un chico de las olas. Ella en un par de fotos que vi se parece un poco a Anouk Aimee, pero puede que sea su ascendencia griega sumada a que justo yo había visto 8 y medio hacía poco.
Pasaron meses de e-mails, chat, teléfono y skype, ese es el crescendo en las cyber relaciones, letras, letras en vivo, voz, voz e imagen. Se fueron enamorando, o si no creen que alguien se pueda enamorar por e-mail, al menos crean que llegó un momento que los dos se morían de ganas de verse. Él pidió sus vacaciones de verano en invierno y se tomó un avión a Boston y llegó para una nevada y para invitarla a desayunar. Y desayunaron, almorzaron, merendaron y cenaron, todo en lugares distintos según les daba frio, hambre o las dos cosas. Para la merienda ya se habían besado, después de cenar se fueron al hotel de él. A la casa de ella no porque vivía con una compañera y querían intimidad, aunque acá pasa que aunque tengas "room mate" cada uno se lleva a su cuarto a quien quiera y a la mañana se den esas situaciones medio incómodas (o al menos yo me sentiría) que uno ve en películas donde se encuentran todos en el living, o se cruzan camino al baño y se saludan con cara de circunstancia y tasa tasa cada uno para su habitación a seguir cogiendo o durmiendo o estudiando.
Se tenían muchas ganas a esa altura, pero si se imaginan que se mataron toda la noche, y que del cuarto de al lado se quejaron por el sacudón de pared se equivocan. Estaban los dos nerviosos, él acabó bastante rápido y casi sin moverse, era la necesidad de sentirse después de tanta espera. Después si, ella no volvió a su casa en cuatro días y ahí si me imagino que recuperaron el tiempo.
Él se cagó de frío pero no le importaba. A ella le quedaba lindo el invierno.
A la semana siguiente se fueron los dos para California. Él renunció a su trabajo, arregló sus cosas, hizo la valija y se vino a vivir con ella en el cuarto de su departamento compartido. La movida le salió bien, porque al mes ya tenía laburo y un tiempo después alquilaron algo para ellos solos. Eran una parejita divina diría la tía, lindos jóvenes y con toda la vida por delante.
Llegó el verano y se fueron a California, hicieron vida de playa y él la presentó a todos sus amigos. Él le propuso que se quedaran ahí, que para ella era lo mismo escribir en Boston o en Los Ángeles y que si el quería hacer cine ese era el lugar, pero ella no quiso saber nada, tal vez más adelante, después de que terminara el libro que estabs escribiendo. Él le propuso que deje su trabajo y que se dedique a tiempo completo a escribir, total él estaba ganando bien. Ella aceptó.
Al principio fue todo genial, tesperoconlacena y vinito y nos contamos el día, pero pasó un año y ella no había avanzado casi nada y a él ya no le gustaba tanto su trabajo porque no tenía para donde crecer. Ella se empezó a deprimir, no hacía nada de nada. Él se empezó a poner un poco nervioso y empezaron las peleas. Ella ya no era la chica linda y cool y graciosa y escritora, era una gordita anteojuda y deprimida que se rascaba el higo todo el día delante de la compu. Él ya no era lindo y cool y que mereaopoyaconmicarrera y hace unos cortos increibles; era un pedante, intolerante y que poco más la trataba de fracasada.
Un día él le dijo de todo y ella no aguantó más. Él quería hacerla reaccionar, creía. Ella se fue. Él se sintió aliviado. No se hablaron por varios meses, él pensó en irse a su querida California otra vez, pero un trabajo interminable y pesado lo tiene acá todavía. Hace poco una noche haciendo zapping la vió en un programa de cable pedorro a la noche, ella presentaba un libro, no "él libro", otro que parece escribió por encargo. Se la veía divina, radiante. Él se acordó que la amaba, se dio cuenta que la había maltratado... la quería recuperar
Una noche después del laburo me contó la historia, parece que ella ni le atiende el teléfono

video

El tema se llama a pesar mio, de morphine
la letra dice:

anoche, le conte todo sobre vos a un extraño
me sonrío con paciencia y descreimiento
siempre supe que te iba a ir bien
no importa lo que hicieras
Y se que lo hiciste a pesar mio

Igual estoy orgulloso por el breve tiempo que te conocí
orgulloso por haber sido un paso en tu camino
orgulloso de ser parte de tu ilustre carrera
y se que lo hiciste todo a pesar mio

anoche tarde te vi en mi living
parecías tan cerca y sin embargo tan fria
por un tiempo creí que volverías a mi
esa clase de pensamientos pueden ser tan crueles, tan crueles

Y se, que lo hiciste todo, a pesar mio.

Para mi le va justo justo justo. Ya se, siempre alegre.

Los hijos de burgueses eran zurditos, los de los obreros eran peronistas

Es una conclusión facilista, pero lo cierto es que en la práctica lo veo siempre.

El hijo de burgués recibió buena educación, buena comida, lindas vacaciones, pilcha decente y cuando tiene un poco de sensibilidad social, se siente culpable por ello, se rebela y se hace zurdito.
El hijo del laburante -del obrero- crece viendo el sacrificio de sus padres para darle todo aquello que el el hijo del burgués tiene, y que pocas veces podrá conseguir. El chico entonces, si tiene cierta sensibilidad social, siente un profundo agradecimiento por lo poco que el estado (otrora peronista) pudo ayudar en esa meta, y cree que el asistencialimso es el modelo a seguir.

Los demás, los que nos criamos careciendo de la sensibilidad social necesaria para preocuparnos por el destino de los otros mortales, porque apenas podíamos con nuestros problemas, o simplemente porque nos importaba un comino, tratamos de amoldarnos al sistema. Somos la clase media que golpea cacerolas.

Acá una nota divertida de Hanglin, un casi contemporáneo.


http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1231220&pid=8280200&toi=6269#lectores